Logo CIEMAT

Noticias

El CIEMAT modera la mesa sobre energía en TRANSFIERE 2018

 

26/02/2018

CIEMAT

M.ª Luisa Castaño, directora del Departamento de Energía del CIEMAT, moderó la mesa sobre Energía en la feria TRANSFIERE (Foro Europeo para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación), que celebró su 7ª edición en el recinto ferial de Málaga. TRANSFIERE se ha consolidado como un punto de encuentro necesario entra las plataformas tecnológicas, las administraciones públicas, los emprendedores e innovadores y los financiadores privados del emprendimiento y la innovación, etc.

 
 

La mesa redonda sobre Energía, celebrada el pasado 14 de febrero, preparada y moderada por M.ª Luisa Castaño, se articuló en tres rondas de preguntas a los cinco ponentes de la mesa en torno al tema "Energía y clima. El papel de la innovación para acelerar la transición hacia una generación libre de emisiones".

  

Los cinco ponentes invitados son expertos en tecnología, innovación, promoción y políticas energéticas, con puntos de vista desde diferentes sectores: Francisco Javier Alonso Martínez, director de Innovación y Soporte Tecnológico, GAS NATURAL; Luis Díaz Fernández, jefe Grupo Termoeléctrico, HULLERAS DEL NORTE S.A. -GRUPO SEPI-; Manuel Fernández Ordóñez, gerente de Relaciones Institucionales, TECNATOM; José García Franquelo, director de Innovación y Tecnología, ISOTROL; y Alicia Carrasco, Policy & Market Specialist, olivo ENERGY.

  

Las preguntas planteadas por la moderadora iban encaminadas a incrementar y compartir la consciencia sobre la necesidad y las oportunidades para la innovación asociadas a la transición energética comprometida tras la COP21 (Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático). Las cuestiones planteadas y las respuestas de los ponentes, desde las diferentes perspectivas, permitieron una puesta  en común de sus datos, visiones y recomendaciones.

  

Uno de los temas abordados fue el desarrollo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Se hizo hincapié en que supondrá un instrumento clave para acelerar, transformar y consolidar la transición de la economía de la Unión Europea hacia una energía limpia, lo que permitirá generar empleo, contribuir a la consecución de los objetivos de reducción de emisiones y mejora de la eficiencia energética, incrementar la competitividad del tejido productivo, el crecimiento de nuevos sectores económicos y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Se señaló que se está elaborando con consultas públicas, análisis de prospectiva con escenarios a 2030-2050 y, desde España, con la participación de catorce expertos nombrados por el Gobierno y los partidos políticos.

  

En cuanto a las tecnologías energéticas e innovaciones necesarias para mitigar el cambio climático, se indicó que la transición habrá de ser paulatina, ya que “el cierre inmediato de las centrales termoeléctricas de carbón produciría desequilibrios regionales, por ejemplo, en Asturias”. Dando por supuesta la aportación de las energías renovables y de la eficiencia energética, se subrayó el hecho de que la captura de CO2 está ganando impulso incluso en los Estados Unidos.

  

Así mismo, se mencionó que los cambios en el mix energético deberían atender al trilema de sostenibilidad energética, con base en tres dimensiones: seguridad energética (disponibilidad), equidad social (acceso y asequibilidad a la energía) y la mitigación del impacto ambiental (cambio climático). Los cambios introducidos implicarán, según los participantes, seguir apoyando a las energías convencionales y analizar posiciones “de mérito” en el trilema para la entrada de nuevas tecnologías, por ejemplo las renovables o de ahorro y eficiencia energética. La hibridación de tecnologías y sistemas energéticos, como gas y electricidad, y el almacenamiento energético, en todas sus facetas, serán claves en las decisiones que deberán adoptarse en este campo.

  

En lo que respecta a si el actual desarrollo digital podrá ser determinante para acelerar la transición energética, se señaló que el incremento de la digitalización, que ya ha permitido la gestión de la generación de electricidad con renovables, redundará en una mayor competitividad. Por otro lado, los ponentes de la mesa indicaron que el desarrollo digital puede acompañar la transición energética en aspectos como la integración de redes, la integración del vehículo eléctrico, la predicción de recursos renovables, etc.

  

También se planteó qué grado de necesidad, consolidación e implicaciones políticas se prevén para iniciativas tales como la economía circular o la economía 4.0, a lo que se respondió que existe el compromiso de eliminar los vertederos de residuos sólidos urbanos, entre otras razones, porque son emisores de gases de efecto invernadero. Una opción sería abundar en la incineración (sobre residuos “jerarquizados”) con recuperación energética.

  

Y por último, durante esta mesa redonda se sugirieron recomendaciones e instrumentos necesarios para activar, acelerar, e implementar las innovaciones, destacando que “la innovación tiene que ser una cultura [...] una parte de nuestro ADN”, y resaltando como instrumento activador las ayudas del CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial). Se señaló asimismo que las soluciones han de ser multidimensionales o de 360 grados, lo que implicará mayor coordinación entre diferentes dimensiones políticas y áreas ministeriales. Por otra parte, se subrayó que los mercados energéticos deberían rediseñarse para preparar escenarios con energía más segura y más renovable, en los que se perfile adecuadamente quién paga las infraestructuras comunes y que para activar las innovaciones habrá que ir más allá de los TRL (o niveles de madurez tecnológica, por sus siglas en inglés: Technology Readiness Level), adaptándose a los retos y procesos de clientes con los que compartir el desarrollo, tratando de llegar hasta la normativa e incluso estando atentos a la aceptación desde la sociedad. También se hizo referencia a las ayudas a países emergentes, lo cual, se afirmó, puede ser un elemento tractor en la transición energética e implementación de innovaciones. No obstante, se apuntó que las energías convencionales seguirán aquí después de 2050.

  

Además de la organización y moderación de esta mesa redonda, la feria TRANSFIERE facilitó encuentros entre la Secretaría Técnica de ALINNE (presidida por el CIEMAT) con algunos representantes de plataformas tecnológicas de ámbito energético, con los que se está colaborando en la concreción de iniciativas tecnológicas prioritarias. Propició igualmente la asistencia a otras sesiones en las que se compartieron datos y puntos de vista sobre políticas y financiación para impulso de la Innovación.

Fotos cortesía de FYCMA.

  
El CIEMAT modera la mesa sobre energía en TRANSFIERE 2018 El CIEMAT modera la mesa sobre energía en TRANSFIERE 2018