Logo CIEMAT

SALA DE PRENSA

 

Noticias

Incidencia de los incendios en la calidad del aire y en la salud de la población de las ciudades

 

13/02/2018

Medio ambiente

Investigadores del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y del CIEMAT han llevado a cabo un estudio pionero en España para estimar los efectos, atribuibles a los incendios forestales, sobre la salud de la población de ciudades de todo el país. Los resultados obtenidos han evidenciado un aumento de la mortalidad diaria en las ciudades de las regiones en que se han producido con mayor frecuencia incendios forestales, posiblemente debido a la exposición a las partículas atmosféricas en suspensión generadas durante este tipo de eventos.

  

El estudio coordinado por el Dr. Julio Díaz, Jefe de Área del Departamento de Epidemiología y Bioestadística de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, lleva como título Impact on mortality of biomass combustión from wildfires in Spain: A regional analysis (Impacto de la combustión de biomasa de los incendios forestales en la mortalidad en España: Un análisis regional ) y ha sido publicado recientemente en la revista Science of the Total Environment. En este trabajo ha participado el Dr. Pedro Salvador, investigador del Departamento de Medio Ambiente del CIEMAT.

  

Se trata del primer estudio llevado a cabo a escala nacional para estimar el impacto de las partículas generadas por los incendios forestales sobre la mortalidad diaria producida en las provincias de las distintas regiones de estudio. Los resultados obtenidos han demostrado que los incendios forestales producen aumentos significativos de los niveles de fondo regional de PM10 (partículas con tamaño inferior a 10 µm) en la mayoría de las provincias analizadas. En consecuencia, las concentraciones medias diarias de PM10 que se registran en las ciudades, son más elevadas en los días en que se producen incendios forestales. Además en aquellas regiones en las que los incendios se producen con mayor frecuencia, las zonas del noroeste, centro y suroeste de la Península, el incremento en los niveles de PM10 está relacionado con un incremento del riesgo relativo de mortalidad diaria. Es decir, que en estas regiones la exposición por parte de la población a los niveles de PM10 en aire ambiente, está asociada con un mayor impacto en la mortalidad diaria durante días en los que se producen incendios forestales frente a los días en los que no se producen.

  

Además se ha tenido en cuenta el hecho de que frecuentemente los incendios forestales en España se producen en condiciones de altas temperaturas y de transporte de masas de aire cálido y de polvo mineral desde el continente Africano. Durante este tipo de episodios también se producen aumentos significativos en los niveles de fondo regional de PM10, debido a los aportes de polvo mineral de origen desértico. Así, se ha podido identificar que los incendios forestales y los eventos de transporte de polvo mineral africano producen efectos sobre la salud de forma independiente y aditiva. Es decir, si se producen simultáneamente en una determinada región, los efectos en la mortalidad por la exposición a PM10 son mayores que si sólo se produjera uno de los dos tipos de eventos, y en ambos casos son más altos que en días en que no se producen ninguno de ellos.

  

Un caso extremo de este tipo de situaciones se observó durante el pasado mes de octubre de 2017, en el que la proximidad a la costa noroeste de la Península Ibérica del huracán Ophelia en su camino hacia Irlanda, provocó fuertes vientos con rachas de hasta 100 km/h que avivaron una serie de incendios forestales existentes en Galicia y Portugal. Las emisiones de partículas en suspensión generadas por la combustión de biomasa se mezclaron con las de polvo mineral africano y fueron transportadas hasta las Islas Británicas. Durante el día 16 de octubre de 2017 el cielo en gran parte del Reino Unido apareció cubierto de una densa capa de partículas por lo que presentaba un inusual color anaranjado.

  

El incremento progresivo a escala global de las temperaturas en superficie por efecto del cambio climático (+0.90 ºC en Europa en el periodo 1901-2005 según el último informe del IPCC de 2013) ha tenido como consecuencia un aumento en la frecuencia, duración e intensidad de eventos extremos en determinadas zonas del planeta incluyendo la cuenca mediterránea, como pueden ser las olas de calor, los periodos de sequía, los incendios forestales o las tormentas de polvo en zonas desérticas. Por ello va a ser prioritario determinar a partir de estudios como el llevado a cabo entre el ISCIII y el CIEMAT, de qué manera pueden afectar a los seres humanos y los ecosistemas el desarrollo de este tipo de eventos. Ello permitirá proponer y evaluar propuestas de mitigación de los efectos adversos sobre la salud y de adaptación de la población.

  

En esta línea de actuación conviene mencionar que en la actualidad en el CIEMAT se está llevando a cabo el proyecto SINERGIA (Evaluación del impacto en la salud de eventos atmosféricos extremos producidos por el cambio climático) con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y cuyo objetivo principal es caracterizar los mecanismos por los cuales se producen efectos adversos sobre la salud de la población de Madrid durante el desarrollo de eventos de transporte de polvo mineral africano y de incendios forestales. Para la realización del proyecto se está contando con la colaboración de los investigadores del ISCIII autores del estudio objeto de esta noticia y de investigadores del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) del CSIC.

    

Figuras:

  

Figura 1. Localización geográfica de las nueve regiones de estudio en las cuales se identificaron los episodios diarios de combustión de biomasa durante incendios forestales, de las provincias de la cuales se utilizaron los datos de mortalidad diaria debido a todas las causas excepto accidentes y de las capitales de provincia de las cuales se utilizaron los niveles medios diarios de contaminantes atmosféricos registrados en estaciones de medida de calidad del aire.

  

Figura 2. Penachos de humo procedentes de incendios forestales detectados el 09 de agosto de 2006 en la zona norte de Portugal y Galicia (España) por el Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS) a bordo del satélite TERRA de la NASA. Las zonas en las que aún había incendios activos están señaladas en rojo. Terra MODIS NASA image courtesy the MODIS Rapid Response Team, Goddard Space Flight Center. Fuente: https://worldview.earthdata.nasa.gov/.

  

Figura 3. Imagen correspondiente al día 16 de octubre de 2017 obtenida por el Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS) a bordo del satélite TERRA de la NASA. Se aprecia como a medida que Ophelia se acercaba a las Islas Británicas desde las Azores, ha ido arrastrando polvo mineral del Norte de África y partículas generadas por los incendios forestales producidos en España y Portugal. Terra MODIS NASA image courtesy the MODIS Rapid Response Team, Goddard Space Flight Center. Fuente: https://worldview.earthdata.nasa.gov/.

 
Incidencia de los incendios en la salud del aire de las ciudades Incidencia de los incendios en la salud del aire de las ciudades Incidencia de los incendios en la salud del aire de las ciudades