Logo CIEMAT

SALA DE PRENSA

 

Noticias

BREIMPET, proyecto que obtiene una de las Ayudas a Equipos de Investigación en Biomedicina de la Fundación BBVA

 

03/08/2018

Instrumentación científica y física médica

Miguel Ángel Morcillo, responsable de la Unidad de Aplicaciones Biomédicas y Farmacocinética del Departamento de Medio Ambiente del CIEMAT, es el investigador principal del proyecto BREIMPET sobre el  diagnóstico precoz del cáncer de mama más agresivo, el triple negativo (Imaging of triple-negative breast cáncer with specific miniaturized antibodies by ImmunoPET,  Imagen del cáncer de mama triple negativo con anticuerpos específicos miniaturizados mediante InmunoPET), proyecto en el que también participan grupos de investigación del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), del CIB-CSIC y del CNB-CSIC, ambos centros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

  

El cáncer de mama triple negativo suele ser más agresivo que otros tipos de cáncer, no respondiendo a la terapia hormonal ni a otra terapias dirigidas a los receptores HER2 (la sobreexpresión de esta proteína hace que las células mamarias crezcan y se dividan de manera incontrolable), de ahí que sea de vital importancia encontrar marcadores biológicos relevantes desde el punto de vista clínico para poder desarrollar tratamientos personalizados para estas pacientes, incrementando las posibilidades de éxito.

  

El objetivo de BREIMPET es la creación de un sistema de diagnóstico no invasivo que proporcione información de la localización precisa de las células tumorales en pacientes con cáncer de mama triple negativo así como de las características moleculares de dicho tumor. En palabras del investigador principal, Miguel Ángel Morcillo, el estudio se ha fijado en una proteína que se sobreexpresa específicamente en la membrana de las células tumorales de diferentes tipos de cáncer y no en el tejido sano, y frente a la cual disponemos de un anticuerpo marcado con isótopos emisores de positrones; de esta manera se podrá detectar este biomarcador mediante imágenes obtenidas con un escáner PET (tomografía por emisión de positrones), lo que conocemos con el nombre de InmunoPET. El poder diagnóstico de este biomarcador ya lo hemos demostrado en el laboratorio en modelos animales de glioblastoma y de adenocarcinoma ductal de páncreas, incluso tenemos alguna evidencia en metástasis cerebrales de cáncer de mama triple negativo. Lo que pretendemos en este proyecto es producir anticuerpos más pequeños (miniaturizados) que permanezcan menos tiempo en el cuerpo del individuo y marcarlos con el isótopo PET Ga-68, cuya producción no se realiza en una instalación tan costosa y difícilmente accesible como un ciclotrón, sino que se obtiene a partir de un generador cuyo coste es muy inferior y que se puede instalar en cualquier hospital, al lado del escáner PET. Esta tecnología por tanto, haría mucho más accesible el diagnóstico personalizado por imagen del cáncer de mama y en un futuro se podría extender a otros tipos de cáncer. Creemos que el uso de estas sondas de imagen permitiría no solamente el diagnóstico de la enfermedad sino el seguimiento o evaluación del tratamiento de las pacientes con cáncer de mama triple negativo.

   

La imagen molecular destaca principalmente por la capacidad que tiene para detectar cambios a nivel bioquímico en las células durante las primeras etapas de un trastorno o enfermedad, antes de que los cambios estructurales puedan verse en imágenes obtenidas mediante técnicas tales como la TAC (Tomografía Axial Computarizada) o RM (Resonancia Magnética). La PET es una técnica no invasiva en crecimiento exponencial ligada inexorablemente a la tecnología digital, que nos permite obtener imágenes de los diversos procesos a nivel molecular y celular que están ocurriendo en el individuo, con las ventajas que ofrece para el diagnóstico, selección de tratamientos más eficaces en función de las características biológicas del paciente, evaluación de la eficacia del tratamiento y progresión de la enfermedad, en definitiva, para el desarrollo de una medicina más personalizada.

  

El programa de Ayudas a Equipos de Investigación en Biomedicina de la Fundación BBVA seleccionó, para la convocatoria de 2017, seis proyectos, en dos áreas transversales de la investigación biomédica actual: las nuevas técnicas de imagen molecular y las enfermedades asociadas a defectos en el metabolismo. A la convocatoria concurrieron 146 proyectos, de los cuales 42 correspondían a la categoría de Imagen Molecular, como BREIMPET, y 104 a la de Metabolismo y Enfermedad. La ayuda asciende a 125 000 € y abarca tres años de duración. En la evaluación de los proyectos presentados se tenía en cuenta los siguientes aspectos: la innovación y calidad científica del proyecto; la trayectoria del investigador principal y del resto del equipo de investigación; la aplicabilidad de los resultados; la adecuada justificación del presupuesto; y, por último, el plan de difusión de los resultados del proyecto, para dar a conocer a la ciudadanía el esfuerzo en el ámbito correspondiente de estos proyectos de investigación.

  
 

Fotografía.  Equipo de investigación del CIEMAT y del CNIO.  De izquierda a derecha Miguel Ángel Morcillo (CIEMAT), Marta Ibañez (CIEMAT), Marta Oteo (CIEMAT),  Natalia Magro (CIEMAT), Cristina Penalba (CNIO), Jorge Luis Torrecuadrada (CNIO), y Eduardo Romero (CIEMAT).

  
BREIMPET, proyecto que obtiene una de las Ayudas a Equipos de Investigación en Biomedicina de la Fundación BBVA BREIMPET, proyecto que obtiene una de las Ayudas a Equipos de Investigación en Biomedicina de la Fundación BBVA