Logo CIEMATLogo CIEMAT

SALA DE PRENSA

 

Noticias

El CETA-CIEMAT renueva su infraestructura de supercomputación

 

07/05/2020

Ciencias de la computación y tecnología informática

El Centro Extremeño de Tecnologías Avanzadas (CETA-CIEMAT) está llevando a cabo en 2020 un proceso de renovación de su infraestructura de supercomputación que le permitirá multiplicar de forma notable los recursos y capacidades que pone a disposición de investigadores, proyectos y grupos de investigación. Durante el mes de marzo se terminó de recibir y certificar la totalidad del equipamiento y cableado, suministrados por ATOS, que darán cuerpo al nuevo supercomputador Turgalium. La instalación y puesta en marcha del mismo estará al cargo del propio personal técnico del CETA-CIEMAT.

 
 

La adquisición del nuevo equipamiento ha sido posible con la ayuda concedida en 2018 por el Subprograma Estatal de Infraestructuras de Investigación y Equipamiento Científico-Técnico, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación, y con la co-financiación al 80 % del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

  

El nuevo supercomputador Turgalium ofrecerá a los investigadores una capacidad agregada de hasta 400 teraflops para el cálculo científico de doble precisión y 1200 teraflops en procesos de aprendizaje automático e inteligencia artificial (deep learning), 1’5 petabytes para almacenamiento paralelo en discos de altas prestaciones.

  

Además de sus prestaciones renovadas, dos serán las principales características de Turgalium: la heterogeneidad de sus recursos de cómputo, y su conectividad de gran ancho de banda con el exterior.

  

En cuanto a su heterogeneidad, el 80 % de los nodos de cómputo están dimensionados para acelerar procesos de cálculo convencional (con procesadores Intel Xeon Gold de 3’3 Ghz de reloj y hasta 768 GB de RAM por nodo), mientras que el resto de nodos están dotados de dobles tarjetas GPGPU de última generación (NVidia V100 de 32 GB), idóneas para acelerar procesos de cálculo de tipo tensorial. Además, Turgalium se completa con la adhesión de un clúster OpenStack dedicado a la virtualización de servicios, aplicaciones y estaciones de escritorio. Esta faceta permitirá habilitar bajo demanda laboratorios virtuales y entornos de trabajo colaborativo (i.e. RStudio, Galaxy Project, JupyterHub, entre otros), facilitando de esta manera que investigadores sin experiencia previa en el manejo de entornos de supercomputación, y sin necesidad de aprender nuevos lenguajes de programación, puedan también explotar las capacidades computacionales de Turgalium.

  

En cuanto a su conectividad con el exterior, Turgalium dispondrá de nodos de cabecera dimensionados para poder realizar transferencias agregadas de datos con una tasa de hasta 100 gigabits por segundo. Este gran ancho de banda permitirá atender las necesidades computacionales de proyectos de investigación que requieran procesar grandes volúmenes de datos sin necesidad de almacenarlos ni descargarlos previamente a los nodos de cálculo.

  

Durante los próximos años se espera que el supercomputador Turgalium contribuya al desarrollo de 40 tesis doctorales, 50 proyectos nacionales de investigación y al menos 15 proyectos de ámbito europeo o internacional. Además de atender parte de las demandas computacionales del Laboratorio Nacional de Fusión y de la Plataforma Solar de Almería (Instalaciones Científicas y Técnicas Singulares del Ciemat), Turgalium contribuirá asimismo al fortalecimiento y sostenibilidad de las infraestructuras científico-tecnológicas que conforman el Sistema Extremeño de Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTI), la Red Hispano-lusa de Computación Distribuida (IBERGRID), la Red Iberoamericana de Computación de Altas Prestaciones (RICAP) y la iniciativa cloud europea de ciencia abierta y computación distribuida (European Open Science Cloud, o EOSC).

   
El CETA-CIEMAT renueva su infraestructura de supercomputación El CETA-CIEMAT renueva su infraestructura de supercomputación El CETA-CIEMAT renueva su infraestructura de supercomputación El CETA-CIEMAT renueva su infraestructura de supercomputación