Logo CIEMAT

SALA DE PRENSA

 

Noticias

Estudiando el hielo para descubrir cambios ambientales

Estudiando el hielo para descubrir cambios ambientales 

07/10/2015

Medio ambiente

El Grupo de Hidrogeoquímica del CIEMAT, perteneciente a la Unidad de Geología Ambiental Aplicada del Departamento de Medio Ambiente, ha participado en una campaña de muestreo de hielo llevada a cabo durante el pasado mes de septiembre en la Torca de la Grajera (Castro Valnera, Burgos), para realizar un estudio sobre los cambios ambientales en el pasado a partir del hielo permanente que todavía puede encontrarse en ese enclave.

 
 

El potencial de las acumulaciones de hielo en cuevas radica en la posibilidad de obtener registros isotópicos, de elementos traza, de polen, etc., que reflejen desde cambios climáticos globales hasta cambios ambientales locales recientes como, por ejemplo, la evolución de la contaminación atmosférica en los últimos siglos. Para ello, miembros del Grupo Espeleológico Edelweiss (GEE) han procedido a muestrear el hielo de la Torca de la Grajera. Este trabajo se ha llevado a cabo en el contexto del proyecto RECCE (Cambios Climáticos Regionales en España inferidos de registros multi-proxy en cuevas kársticas: patrones, causas e impactos)  financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y liderado por el Prof. J. Martín Chivelet, de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), en el que participan el CIEMAT, la Universidad de Minnesota, la Universidad de Dublín y el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana.

  

El CIEMAT y el GEE colaboran desde hace más de diez años en la monitorización y las campañas de muestreo en las cuevas. Según la información del GEE, la torca “tiene un pozo de entrada de -185 metros en cuyo primer descenso, realizado en 1981, Carlos Puch midió un gran cono de hielo de 22,25 metros de altura. La altura del hielo ha ido descendiendo con el paso de los años pero aún supera los 10 metros”.

  

En esta primera campaña de muestreo se han obtenido varios testigos de hielo a diferentes profundidades que, convenientemente conservados, han sido trasladados a los laboratorios en Madrid. Ahora la UCM y el CIEMAT tienen el reto de analizar estas muestras para tratar de ver si en ellas se encuentran pistas sobre cambios ambientales locales y globales en el pasado reciente del Norte de la Península Ibérica.


  

La foto de cabecera es un detalle de la titulada “Descendiendo por el pozo de La Grajera”. Foto de Íñigo Moreno, del Grupo Espeleológico Edelweiss.

    

  
Estudiando el hielo para descubrir cambios ambientales Estudiando el hielo para descubrir cambios ambientales Estudiando el hielo para descubrir cambios ambientales